Afinaciones kabbalisticas

La Kabbalah nos permite tener las herramientas necesarias para conectar con nuestra Esencia. Las afinaciones son los trabajos para hacer consciente este proceso.

Esta entrada fue publicada en afinaciones kabbalisticas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Afinaciones kabbalisticas

  1. SIN EXCUSAS
    Del 6 al 12 de enero de 2013
    Uno de los grandes regalos de poder viajar alrededor del mundo diseminando esta sabiduría es que se puede conectar con muchas personas. Generalmente se escucha a aquellos que asistieron a una charla introductoria y comentan que se sintieron inspirados y que les gustaría aprender más acerca de la Kabbalah pero no tienen tiempo. Incluso para quienes reciben las Afinaciones, frecuentemente se lee que utilizar esta sabiduría los ayuda en sus vidas, y que gracias a ellas les gustaría tomar clases o conseguir un maestro y comprometerse realmente con el camino de cambio, pero están muy ocupados con el trabajo por el momento, tal vez el siguiente mes. Por supuesto, cuando llega el siguiente mes, generalmente están con algo más que los mantiene ocupados.

    Casi cualquier forma de espiritualidad concuerda con la idea de que el verdadero propósito de nuestras vidas es fortalecer nuestra conexión con el Creador. Entonces ¿por qué, incluso aquellos de nosotros que creemos que esto es verdadero, gastamos tanto de nuestras vidas haciendo cualquier cosa menos lo que vinimos a hacer en este mundo?

    La respuesta yace en la siguiente historia: Una vez existió un rey que estaba muy enfermo. Dijo que cualquiera que pudiera sanarlo tendría garantizadas dos horas en el tesoro real para que se llevase todo el oro, los diamantes y rubíes que pudiera recolectar. No pasó mucho tiempo antes de que uno de los consejeros del rey lo curara y se le diera acceso al tesoro. Una vez sanado, el rey estaba preocupado por dar mucho de sus riquezas. Así que ingenió un plan para distraer al consejero. El rey sabía que este consejero en particular sentía una increíble pasión por la música, así que contrató a cientos de los mejores músicos para que tocaran las más hermosas melodías dentro de de la cámara del tesoro mientras el consejero reunía su fortuna en esas dos horas.

    Cada vez que el consejero se acercaba a una de las joyas, aumentaba el volumen de la música para distraerlo. A veces, un nuevo instrumento se agregaba y él tenía que tirar todo para ir a ver con entusiasmo. Al tiempo, se dio cuenta que sus bolsas estaban vacías y que mejor empezaba a recoger el tesoro, pero era muy tarde. Su tiempo había terminado.

    Nosotros somos como el consejero: nos distraemos. Cuando empezamos a enfocarnos en el verdadero propósito de nuestras vidas, el Oponente, nuestro lado negativo, siempre desviará nuestra atención. Una buena forma de vencer esa voz es no darle espacio para que entre en primer lugar. Cuando ocupamos nuestros pensamientos y nuestro horario con nuestro trabajo espiritual, con compartir, con otros, con conectar con la Luz, ¡entonces no hay espacio para las distracciones!

    Vivir un camino espiritual es difícil cuando tus conexiones vienen y van. La Luz es constante, y cuando somos constantes en nuestra espiritualidad, atraemos constantemente la Luz a nuestras vidas.

    Siempre habrá una razón para no estudiar, para no compartir, para no comprometerse, ¡porque así trabaja el Oponente!

    Hasta que un día sea muy tarde para recibir todos los tesoros que la Luz tiene destinados para nosotros.

    Cuando dejamos de poner excusas y realmente nos comprometemos con el camino de cambio, comenzamos a vivir el propósito de nuestras vidas.

    Todo lo mejor,

    Yehuda

  2. LA BATALLA
    Del 13 al 19 de enero de 2013
    Cuando las personas comienzan un camino espiritual, a menudo quieren que los cambios ocurran de manera instantánea. De no ser así, se frustran y se preguntan qué los está deteniendo. Pero el cambio no ocurre porque has tomado una clase, tienes conocimiento o porque eres perspicaz.

    El cambio es una lucha.

    Desarrollar una conciencia más grande es un trabajo duro. En cada momento debemos utilizar toda nuestra fuerza en la batalla contra nuestra vieja forma de ser, contra la parte de nosotros que no quiere cambiar, esa es la voz del lado negativo. Utilizo la palabra batalla en una forma muy deliberada ya que es exactamente eso. Para que ocurra la transformación real, tenemos que pelear con todo lo que tenemos, y cuando somos derribados, tenemos que levantarnos de nuevo sabiendo que estamos más cerca de la victoria que antes.

    Brandwein explicó que la diferencia entre aquellos que ganan la batalla y aquellos que no es que los que ganan sabían desde el comienzo que era una batalla y sabían que ganarían. Los que no, carecían de este entendimiento y convicción.

    La lucha de la mente es mucho más difícil que cualquier batalla física. Es la lucha que nos prueba para volvernos mejores personas, y no es una batalla que se gana fácilmente. Necesitamos saber que existe un proceso y confiar en él.

    La fruta que no ha madurado hoy, algún día estará dulce. Nosotros cambiaremos. Nuestra conciencia crecerá. Es nuestro destino colectivo.

    Mientras que el ego siempre buscará los resultados inmediatos, la conciencia se desarrolla y la transformación ocurre cuando abrimos nuestro corazón al proceso y permanecemos firmes en nuestra lucha mental.

    Siempre que escojamos continuar la batalla, nos comprometeremos en un proceso de cambio y permaneceremos conectados a la Luz.

    Todo lo mejor,

    Yehuda (mod.)

  3. Crear relaciones más fuertes
    Del 28 de abril al 4 de mayo de 2013
    Esta nueva semana comienza con Lag BaÓmer el día de hoy, fecha que marca el aniversario de muerte de Rav Shimón Bar Yojái, autor del Zóhar, la fuente de la sabiduría kabbalística. Existe una gran energía disponible para nosotros, no sólo el día de hoy sino a través de toda la semana. Esta energía nos asistirá en el trabajo que vinimos a hacer en este mundo.Una de las enseñanzas centrales del Zóhar es que somos seres divinos. Hemos nacido del Creador, y de hecho portamos una chispa del Creador dentro de nosotros. Nuestro trabajo en este mundo es conectar con esa chispa y revelar nuestra Luz; una Luz que es única para cada uno de nosotros y que ninguna otra persona puede revelar. Mientras más hacemos este trabajo de vivir nuestro verdadero propósito, más plenitud podemos recibir. Así que ¿Cómo lo hacemos? ¿Cómo revelamos la Luz que es única para cada uno de nosotros? Una cosa es segura, no podemos hacerlo solos. Los kabbalistas enseñan que la clave para revelar nuestra Luz es conectar con otros. Existen ciertas personas en nuestras vidas a las que estamos conectados de manera regular. Ya sean nuestros padres, nuestros hijos, el compañero de trabajo que se sienta a nuestro lado o la persona que habla con nosotros en el autobús, estás son las personas que vemos casi todos los días de nuestras vidas y esto no es una casualidad. Estos individuos fueron colocados en nuestras vidas porque nuestras almas están conectadas con las de ellos. Existen lecciones que aprender de ellos y lecciones para ser compartidas. El universo coloca en nuestras vidas a las personas correctas con las que necesitamos conectarnos para revelar nuestra Luz. Crear relaciones más fuertes con otros no es sólo algo divertido, ¡es la razón por la que estamos aquí! Es también la llave secreta que puede abrir el cerrojo de las puertas a un mundo lleno de armonía y amor. Cualquiera que sea nuestro nivel de cuidado hacia otros en la actualidad, es nuestro trabajo incrementarlo consistentemente, acercándonos centímetro a centímetro al punto de ser incondicionales. Observa a aquellos que son parte de tu vida diaria (por cierto, esto incluye amigos y enemigos) y encuentra las formas para acercarte a ellos. Mientras incrementamos nuestro cuidado por las personas que están constantemente en nuestras vidas, revelamos nuestra Luz y creamos una existencia más plena para todos. Todo lo mejor, Yehuda

  4. Conectar con la sabiduría
    Del 12 al 18 de mayo de 2013
    Esta es la semana en la que Rav Simón Bar Yojái reveló a sus estudiantes la mayor fuente de sabiduría espiritual, el Zóhar (para más información, visita Zohar.com [en inglés]). Como estudiantes hoy, aprendemos que nada ocurre al azar; existe un tiempo para todo. La razón por la cual el Zóhar fue revelado en esta semana en particular es porque la energía disponible en el cosmos justo ahora nos permite conectar con verdades espirituales antiguas que pueden ayudarnos a entender mejor las leyes del universo y a tomar decisiones que nos llevarán a mejores destinos. Sin embargo, existe un prerrequisito para conectar con la sabiduría, y es uno que se vuelve más difícil mientras más iluminación espiritual alcanzamos: No podemos tener todas las respuestas. Es casi imposible obtener más conocimiento si pensamos que ya tenemos las respuestas. Para aquellos de nosotros que somos buscadores espirituales, o quienes nos enorgullecemos de nuestros conocimientos sobre principios espirituales, nos será más difícil conectar con la intensa Luz de sabiduría disponible esta semana simplemente porque nuestras copas ya están llenas. Cuando estás verdaderamente conectado con la sabiduría, mientras más aprendes más te das cuenta de lo poco que sabes. Esta paradoja puede ayudarnos a mantener una conciencia humilde, permitiéndonos recibir incluso más en nuestro proceso de aprendizaje. Esta es una semana perfecta para profundizar en nuestros estudios como si fuésemos nuevos estudiantes. Una mente abierta, junto con un sentido de asombro y apreciación, nos permitirá entender mejor simples verdades y recibir gran inspiración. Todo lo mejor, Yehuda

  5. Cambia tu destino
    Del 19 al 25 de mayo de 2013
    ¿Alguna vez has notado la cantidad de historias de la Biblia que tratan sobre oportunidades perdidas? Muchas figuras bíblicas tuvieron la oportunidad de hacer el bien en este mundo para terminar con el dolor y el sufrimiento para los demás y traer Luz a la oscuridad, pero todavía estamos aquí.

    En la actualidad, nuestras vidas son como historias bíblicas. Tenemos innumerables incidentes de los cuales reconocemos algunos y otros no. Incidentes en los que podríamos infundir mucho bien si tan sólo hiciéramos las cosas de manera diferente. Cuántas veces hemos mirado hacia atrás y dicho: “¿por qué hice eso? ¡Yo sé que no está bien!”. Algunos velos opacan nuestra visión y no pudimos ver la verdadera realidad en el momento. Por cada momento en el que tuvimos visión 20/20 hay cientos en los cuales nunca pudimos ver el panorama completo.

    Sin embargo, sólo porque hemos perdido oportunidades en el pasado, no significa que la vida deba seguir este camino. No estamos destinados a reproducir los mismos finales infelices que la vida ha repetido por generaciones. De hecho, hay buenas noticias: una luz al final del túnel.

    La buena noticia es que siempre podemos cambiar.

    ¡Tenemos el poder de cambiarlo todo! Las cosas no tienen que permanecer iguales. Pero si queremos que las cosas sean diferentes, tenemos que ser diferentes. Tenemos que hacer un compromiso para dejar de perder las oportunidades y comenzar a sujetarlas con fuerza.

    Existe una energía esta semana que puede asistirnos para sacar ventaja de todo lo que el universo ha dispuesto delante de nosotros. En lugar de sentirnos frustrados y victimizados perpetuamente por las dificultades de la vida, podemos decidir abrir y cambiar nuestra conciencia. Podemos dejar de ver las dificultades como bloques en el camino y comenzar a verlas como el propio camino hacia una gran existencia. Podemos comenzar a enfrentar nuestros desafíos con la frente en alto en lugar de escondernos. Podemos ver las dudas como nuestras oportunidades para construir más certeza. Podemos dejar de sentir que las personas están dispuestas a hacernos daño y verlas como una ayuda para que lleguemos a donde estamos destinados a llegar. Podemos correr (no caminar, sino correr) fuera de nuestra zona de comodidad, apresurándonos a tomar mejores decisiones y a seleccionar mejores destinos en los que más milagros existan.

    Todo lo que se requiere es comenzar el día de hoy.

    Cambia tu conciencia y tus acciones cambiarán.

    Cambia tus acciones y tu destino cambiará.

    Todo lo mejor,

    Yehuda

  6. ¿Qué sigue?
    Del 26 de mayo al 1 de junio de 2013
    Recientemente, un comercial de automóviles captó mi atención. Mientras mostraba una nueva línea de productos con opciones innovadoras, el narrador dijo: “Los trofeos y los premios pueden elevarte, pero también pueden retenerte. A menos que preguntes ¿Qué sigue?”.

    La primera idea que tomé a partir de esto es que si permanecemos abiertos, podemos encontrar sabiduría incluso en los lugares menos probables (¡sí, incluso en un comercial para automóviles!). Pero hay una lección más importante que ese comercial transmite, uno que es muy oportuno ya que concierne a las enseñanzas de la Kabbalah.

    Existe una energía en el cosmos en esta semana que puede hacernos propensos a sentir nostalgia. Tal vez nos encontremos realizando varios viajes en la autopista de la memoria y nos sintamos como Ed Bundy. Si puedes recordar, Ed era un personaje en la serie de televisión “Casado y con Hijos” (Married with Children). Él era más o menos un saco de papas y, desde su cómodo sofá, Ed recordaba los días de gloria en los que hacía touchdows para el equipo de futbol americano de su escuela secundaria.

    Todos tenemos un poco de esta cualidad dentro de nosotros. Encontramos comodidad en el orgullo de nuestro pasado, ya sea en los trofeos que hemos ganado, los tratos de negocios que hemos realizado o incluso los hijos que hemos criado.

    La verdad es que, sin importar quién eres, todo lo que has alcanzado hasta ahora es simplemente un pequeño destello de todo lo que puedes alcanzar. Debido a que descansamos en los laureles del ayer nos sentimos saciados y el apetito que una vez nos motivó para manifestar grandes cosas disminuye. Es importante estar orgulloso de nosotros mismos y apreciar todo lo que hemos hecho, pero no a expensas de nuestro crecimiento continuo.

    Incluso si tienes 85 años de edad, has encontrado la cura para una enfermedad mortal y ganas el Premio Nobel de la Paz, mientras estés en esta tierra, siempre existe algo más por hacer.

    Lo que hemos alcanzado hasta ahora es limitado, pero el potencial de todo lo que podemos hacer permanece ilimitado. Preguntarnos a nosotros mismos “¿Qué sigue?” puede propulsarnos para merecer mayores alturas de plenitud.

    Todo lo mejor,

    Yehuda

  7. Mejores destinos

    Todos tenemos una idea sobre cómo deberían ser las cosas.

    Nuestro trabajo ideal, nuestra alma gemela, nuestra casa perfecta… pero la verdad es que no sabemos. La experiencia nos dice que sólo porque es nuestro ideal, no quiere decir que nos hará felices. ¿Cuántas veces hemos deseado algo, simplemente para recibirlo y permanecer insatisfechos? ¿Cuántas veces hemos hecho que nuestros sueños se hagan realidad para descubrir más tarde que no eran lo que queríamos después de todo? Nos encontramos a nosotros mismos cambiando de empleos, casas, parejas, carros, ropa, dietas y cualquier otra cosa que podamos cambiar en la búsqueda por obtenerlo todo.

    Los kabbalistas creen que el Creador desea solamente darnos la mayor realización. Lo complicado de esto es que aquellas cosas que nos traerán la mayor felicidad no siempre se ven como lo esperamos. Mientras más ocupados estamos persiguiendo lo que pensamos que nos hará felices, más oportunidades podemos perder de recibir lo que el Creador está tratando de darnos justo en este instante.

    Si bien es importante tener metas y deseos, también es importante estar abiertos a todas las oportunidades de la vida.

    Existe una energía esta semana que nos apoyará para que pensemos fuera de las limitaciones y recordemos que siempre hay un panorama más grande que no podemos ver. Si alguien con quien nunca socializas te invita a almorzar, acepta su oferta. Si tu amigo quiere ver una película que realmente no te interesa, ve con él de todos modos.

    Si quieres experimentar toda la alegría que el universo tiene para ti, es esencial que permanezcas abierto para recibirla.

    Cuando seguimos nuevas direcciones, podemos llegar a mejores destinos.

    Todo lo mejor,

    Yehuda

  8. El poder en ti
    Del 9 al 15 de junio de 2013
    Generalmente pensamos que, ya que somos solo una persona, las cosas buenas que hacemos no pueden marcar una gran diferencia en el mundo. También utilizamos esta excusa para justificar nuestros momentos “no tan buenos”. El concepto de que una persona puede causar un gran impacto en el mundo suena bien al escucharlo, pero puede ser difícil de asimilar.

    Para entenderlo en un nivel más práctico, podemos ver dos tipos de personas a través de la historia. Están las personas que etiquetamos como “los chicos malos”: Adolfo Hitler, Yosef Stalin, Osama Bin Laden; y están las personas que llamamos “los buenos”: La Madre Teresa, Martín Luther King, Jesús Cristo. Estos son sólo algunos ejemplos.

    Al observar estas dos listas, no debería haber duda de que una persona tiene dentro de sí el poder para influenciar a miles de millones de individuos. Es más, sin importar en cuál lista se encontraban, ellos eran iguales en el deseo de afectar las vidas de incontables personas. La diferencia entre ellos es que un grupo estuvo impulsado por deseos egoístas mientras que el otro estuvo motivado por un deseo incansable de compartir.

    La verdad es que, todos tenemos el poder para afectar al mundo, y ya sea que lo sepamos o no, ya lo hacemos. En la actualidad, la ciencia ha probado lo que los kabbalistas escribieron cientos de años atrás: No existen las acciones pequeñas. Todo lo que realizamos posee una energía inteligencia que produce innumerables efectos dominó.

    Con este conocimiento, podemos entender que no necesitamos ser la Madre Teresa para que nuestras acciones creen un vasto cambio en el mundo mientras obtenemos también el gran sentido de responsabilidad que tenemos el uno por el otro.

    Es muy importante saber que no sólo puedes, sino que sí marcas la diferencia.

    Una vez que entendemos la influencia que verdaderamente acarrean nuestras acciones, podemos ver la necesidad de transformar nuestros deseos egoístas en deseos por compartir, y al hacerlo nos volvemos uno de “los buenos” comprometidos a crear un mundo mejor.

    Todo lo mejor,

    Yehuda

  9. Sana el mundo
    Del 23 al 29 de junio de 2013
    ¿Cómo es posible que tengamos millones de los más brillantes doctores, psiquiatras, hombres y mujeres de medicina en el mundo y sin embargo aún haya tanto dolor y sufrimiento?

    Los kabbalistas enseñan que la raíz de todo dolor es nuestro egoísmo y nuestra falta de dignidad humana de unos con los otros. Esto podría parecer un concepto idealista, pero de hecho es bastante práctico. Piensa en ello: si todos cuidáramos a otros por encima de nosotros mismos, ¿existirían la hambruna, los crímenes de odio y las guerras?

    Al tomar una decisión activa para amar incondicionalmente (aceptar a otros como son, respetar los derechos de cada uno de escoger sus propios caminos y tratar a todas las personas con dignidad) literalmente tomamos parte en la eliminación del dolor y el sufrimiento el universo. Más aún: inspiramos a otros a hacer lo mismo.

    Es así como el cambio ocurre a una escala global. Todo comienza conmigo y contigo.

    Esta es una semana especial y poderosa para la sanación y podemos conectar con esta energía al transformar nuestra naturaleza egoísta en una naturaleza de gran amor y compartir, convirtiéndonos en un faro de Luz.

    El trabajo que hacemos para cambiarnos a nosotros mismos es el trabajo que hacemos para sanar al mundo.

    Todo lo mejor,

    Yehuda

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s